James Henry Creed fundó en 1760 la Casa Creed en Londres. Rápidamente fue el favorito de la Corte de Inglaterra, nombrado por la Reina Victoria como proveedor oficial.

Después de un tiempo, la casa Creed fue elegida por las Cortes Europeas: Napoleón III, la emperatriz Eugenia, François-Joseph, Elizabeth de Austria-Hungría y la reina Cristina de España fueron algunos de los personajes emblemáticos que adquirían sus perfumes. Las creaciones de Creed fueron reconocidas por su calidad, refinamiento y originalidad.

En 1854, bajo la Emperatriz Eugenia, la Casa Creed fue trasladada a París adquiriendo gran notoriedad. Con una selectiva clientela, Creed fue creando perfumes únicos, obras maestras de la creatividad.

Olivier Creed sexto descendiente y presidente Director general es un creador excepcional y único, crea él mismo sus nuevos perfumes, uno de los únicos casos en el mundo de la perfumería.

Las Millésimes de Creed están elaboradas con las esencias más nobles, y contienen el mayor número de elementos naturales de la perfumería francesa.

https://www.creedfragrances.co.uk/

COLECCIONES

Productos

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar