Creado en 1930
JOY es un perfume legendario, majestuoso, atemporal …
Un poco de Historia

En 1929, sucedió el Crac en Wall Street, entonces Jean Patou le dice a su perfumista que desea desarrollar un perfume suntuoso que tiene la intención de ofrecer a sus clientes estadounidenses que están sin un centavo y no pueden viajar a Francia. Henri Alméras, que tiene carta blanca para usar los mejores ingredientes, ofrece una combinación de rosa y jazmín que Jean Patou pide que se convierta en un estado de ánimo.
10600 flores de jazmín de Grasse y 288 rosas de mayo son necesarias para extraer un gramo de alegría. Así nace Joy, “el perfume más caro del mundo”.
Esta fragancia única ha inmortalizado el nombre de Jean Patou como uno de los mejores perfumistas de todos los tiempos.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar