Las tendencias vienen y van, pero una que sin duda ha llegado para quedarse es el autocuidado en casa. Esta tendencia beauty la venimos viendo desde hace tiempo y es completamente lógica si entendemos el contexto en el que vivimos. Cuanto más estresante es nuestro día a día y más caótico es el mundo exterior, la necesidad de sentirse mejor y seguir un estilo de vida más saludable y equilibrado resulta casi una obligación. Nuestro hogar se presenta entonces como el mejor sitio para mimarnos y relajarnos, convirtiéndose en un auténtico “retiro de bienestar”.

Cada vez hay mayor demanda de soluciones de belleza avanzada que se puedan aplicar en nuestro hogar, sin necesidad de ir a un salón. Y es que en la comodidad de nuestra casa podemos dedicar más tiempo a disfrutar de la experiencia de aplicar un tratamiento, sin dejar de lado su efectividad y beneficios para el cuerpo.

La clave para conseguir cuidar nuestro cuerpo en casa con resultados satisfactorios es bien sencilla. Tan solo debes seguir una metodología infalible: el método de las 4 H. ¿Lista para conocer la fórmula que te proponemos?

 

El método para conseguir un cuerpo perfecto

Aunque somos conscientes de que tenemos imperfecciones es inevitable querer sentirse más cómodo con el propio cuerpo. Suavizar y mitigar la presencia de esas imperfecciones, como puede ser la celulitis o la grasa localizada, es para muchos un objetivo a corto plazo. Pero, ¿es posible conseguir acciones reafirmantes y anticelulíticas desde el sofá de tu casa?. Definitivamente SI. Crear tu propio ritual de tratamiento en el hogar para combatir la celulitis y conseguir una piel sana y de aspecto firme implica seguir a raja tabla el método de las 4 H:

  1. Huye de la comida poco saludable

Y esto implica dejar de lado algunas cosas de lo más apetecibles. Entre los alimentos que debemos evitar se encuentran los azúcares, las grasas procesadas, las harinas refinadas y el consumo excesivo de sal. Asimismo, hay que evitar el consumo de alcohol, café, tabaco y bebidas gaseosas.

La clave está en llevar una dieta equilibrada y beber agua regularmente, ya que una buena hidratación es fundamental. Prueba la experiencia de cocinar de forma saludable y disfrutar del acto mismo de comer. Toma consciencia de ese instante y deja las prisas para otro momento.

 

  1. Haz ejercicio

Tan típico pero tan difícil de llevar a cabo a veces…La actividad física regular es indispensable para el cuerpo porque el movimiento mejora la circulación y esto a su vez regula la aparición de la celulitis.

El ejercicio debe ser siempre el complemento de una alimentación equilibrada y unos hábitos de vida saludables. Con una media hora al día como mínimo es suficiente para activar tus células, y puedes elegir practicar ejercicio en el gimnasio, caminar en el exterior o realizarlo cómodamente en tu casa. Para esto último no hay excusas, ya que los últimos acontecimientos de confinamiento han demostrado que podemos ser muy creativos a la hora de buscar alternativas en cuanto a ejercicio casero.

 

  1. Halla tu rutina de belleza corporal

Para ello, un diagnóstico preciso que determine cuál es nuestro tipo de piel y en qué estado se encuentra es fundamental. Debes aprender a identificar cuáles son las zonas de tu cuerpo que requieren más mimos y cuáles son sus problemáticas. Recuerda que la celulitis y la grasa localizada no son lo mismo y por lo tanto no requieren del mismo tratamiento.

Después de este análisis, debes detectar cuáles son los productos mas adecuados para ti y establecer una estricta rutina de cuidados. Escoge tu tratamiento personalizado y se constante en su aplicación. Disfruta cuidando tu cuerpo cada día y no sólo en los momentos previos al buen tiempo.

Si quieres una ayuda para escoger los aliados en tu rutina de belleza, te recomendamos que eches un vistazo a la guía que Collistar ha elaborado con todas las claves y sus productos estrella. Puedes consultarla o descargarla aquí: PerfectBody2020

 

  1. Hábito, tu mejor aliado.

“El hábito es lo que te hace conseguirlo”.

Esta es sin duda la premisa fundamental para conseguir una piel sana y de aspecto firme, y deberíamos repetirla como un mantra.

Es necesario mantener unos hábitos saludables y constantes en la alimentación, el ejercicio y en la rutina corporal. Es difícil conseguir resultados satisfactorios en tiempo récord, así que haz que la paciencia y la constancia sean tus mejores armas.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.